La calidad educativa también se mide por la prevención de accidentes infantiles. Una escuela infantil o colegio adaptada a las necesidades de los niños conseguirá una mejor aplicación de los proyectos educativos, asistenciales y lúdicos. El CERTIFICADO S+ de seguridad infantil es el más valorado por las familias.

¿Por qué no deberías cubrir el coche o silla de tu bebé?

Prevenir caídas de mobiliario, TV y equipamiento encima de peques

Muere una menor al caerle un mobiliario en un supermercado en Málaga

Hoy toca, pero también podría ser mañana, como también lo hablamos ayer…
Hablar para actuar, porque puede que no sea momento de buscar culpables, pero sí de buscar soluciones.
En otros lares donde la fuerza imparable de la naturaleza “obliga” a la sujeción de todo tipo de mobiliario, tienen la lección bien aprendida.
En nuestro caso, y aún con recientes antecedentes, no consideramos que sea necesario esta medida de seguridad excepto cuando, como hoy, desayunamos con la cara de la tragedia en su peor versión.
No es la primera vez que sucede, no siempre sale en medios, no siempre es un mueble.
Desconocemos el motivo por el que cayó el mueble taquilla del supermercado, si ya estaba anclado y se soltó o si los peques subieron y lo desestabilizaron.

En todos los entornos donde hay peques, profesionales o familiares, de forma periódica o esporádica…siempre, siempre hay que anclar mobiliario y TV.

Es un riesgo que vemos a diario en las auditorias en centros infantiles, en el servicio babyproofing en los hogares…y que en más de una ocasión ha podido ocasionarle un disgusto a esta humilde auditora al comprobar la estabilidad del equipamiento en cuestión.

 

Pero insistimos, más allá de las investigaciones que desconocemos en el trágico caso que ha vuelto a poner el foco en la caída de muebles encima de niños, volvemos a plantear los diferentes recursos de seguridad infantil para que, en cualquier ámbito, se eviten los riesgos y las tragedias.
Para ello, para eliminar riesgos, para prevenir de forma eficaz, es primordial que el foco se sitúe en el niño, en como actúa y hasta donde podemos actuar nosotros. Por ejemplo:

  • Si dejas un juguete o un objeto que llame la atención de un peque en la parte superior de un armario, mueble o estantería, intentará alcanzarlo por todos los medios, también escalando.
  • Tú sabes que es un equipamiento y para que sirve, tu peque necesita averiguarlo por sus propios medios, los niños son únicos utilizando el “método científico”.
  • Si en la TV sale su personaje preferido, no dudará ni un instante en señalarlo, en tocarlo o en intentar sacarlo de dentro de la pantalla.
  • Tú ves una escultura, un adorno decorativo…tu peque ve un juguete, un objeto llamativo con el que investigar, jugar, descubrir, manipular…
  • Ni te imaginas lo divertido que es levantar la parte inferior del espejo o del cuadro que está colgado en la pared por dos puntos superiores.
  • El desarrollo infantil requiere que un peque toque, manipule, investigue, lance, trepe, escale…y nosotros no podemos coartar.

¿Qué podemos hacer para evitar que el mobiliario, la TV o los objetos pesados caigan encima de los peques?
ESTABILIDAD
Y eso solo lo podemos conseguir anclando a la pared el mobiliario, la TV y guardando (o anclando si es voluminoso y se puede) los objetos pesados.
¿Y la educación?
Por supuesto, pero todo a su debido momento. El otro día leía un artículo de seguridad infantil escrito por profesionales de la PRL (of course de adultos) donde la prevención se regía como si fuera destinada al público adulto con frases como:
“Educa a los niños a no introducir objetos en la boca”
Tengo pendiente explicarles que los niños (en su primera infancia) necesitan llevarse los objetos a la boca, es indispensable, imprescindible y no podemos coartarlo. La prevención es evitar dejar objetos que puedan producir un atragantamiento por medida o una intoxicación en el caso de medicamentos, productos de limpieza, etc.
En este caso, de caídas de muebles encima de niños, y en todos cuando tratamos de infancia, es prácticamente lo mismo.

  • La prevención pasa por dejar a su alcance objetos con los que descubrir el mundo de forma segura.
  • Eliminando de su alcance y vista (muy importante a la par que olvidado este último: la vista) todos aquellos objetos, productos o juguetes que supongan o bien un riesgo en caso de manipulación, o llame la atención y utilice cualquier recurso para poder alcanzarlo.
  • Anclar todo el mobiliario auxiliar y, añadimos, cualquiera que pueda provocar una caída en caso de escalada, manipulación…
  • Anclar las TV a la pared.
  • Anclar cuadros y espejos por las 4 esquinas para evitar manipulación, movimiento y caída.

Y sí, a medida que el desarrollo cognitivo lo permita, explicarle los riesgos derivados y como actuar en consecuencia. Con un lenguaje sencillo y adaptado a su nivel.
Los niños NO son miniadultos. La seguridad infantil es aquella que tiene a los peques y sus características en cada una de las etapas evolutivas en el centro de todas las acciones preventivas.
Y por último, si proyectáramos, diseñáramos, construyéramos…espacios, ciudades, hogares, edificios…poniendo el eje en la infancia ¡toda la sociedad saldría ganando!
Un abrazo enorme a la familia y a todos los implicados en el accidente de Málaga.
Seguiremos trabajando por evitar estas noticias. Se lo debemos.

© M Ángeles Miranda para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Te agradecemos la difusión y que, tal y como marca la legislación vigente cites la fuente. Con tu difusión puedes salvar vidas, con tu cita estás valorando y motivando a seguir trabajando.

Malas ideas que pueden suponer un riesgo de intoxicación para tu bebé

Desconocemos el contexto, ni la situación del hogar, ni porque esta imagen se ha subido a las redes y como al final nos ha llegado vía whats, eso sí, por un motivo obvio. Como obvio es que, más allá de estas premisas, somos la Asociación Nacional de Seguridad Infantil y NO vamos a echar a perder una imagen que pueda dar que pensar y reflexionar para acabar ofreciendo unos tips que ayuden a alguna familia a proteger a sus pequeños.

Repetimos que desconocemos el contexto, pero para aquellos que no conocen esta marca, es una caja (de cartón, normal y corriente) que en su inicio ha contenido unos caramelos y después se ha reconvertido (ya nos perdonaréis pero esto de reciclaje poco, máxime cuando estás cambiando un cartón por otro) en continente de pastillas para el lavavajillas.

Por estas cosas tu bebé está en riesgo de intoxicación

Una persona decide utilizar una caja de chupa-chups Kojak para las pastillas del lavavajillas…

Así que ya que la tenemos en nuestro carrete es mejor aprovecharla antes de eliminarla, porque hasta de las malas ideas podemos aprender.
Porque tan obvio es que nos hayáis remitido la imagen, como que, a nuestro parecer, es una buena idea que ilustre un post sobre prevención de intoxicaciones infantiles.
Nos ponemos en situación.

  • Uno de los principales motivos por los que los peques acaban en urgencias pediátricas es debido a las intoxicaciones.
  • Intoxicaciones infantiles que, en el caso de tóxicos tipo limpieza tiene varios componentes de riesgo que pasamos a enumerar para que puedas ponerte en situación, detectarlos y evitarlos fácilmente.
  1.  Vamos a hacernos una pregunta para la «puesta en escena» ¿Qué valoras, ¿qué te impulsa, que te motiva en el proceso de compra de un limpiasuelos, por ejemplo?
    Fíjate bien en el envase, en cómo se ven los colores, todos llamativos, en cómo te dicen que, si compras tal limpiasuelos, olerás a…pino como si estuvieras en un bosque, a flores como en el campo o a una brisa marina como si vivieras al borde del acantilado más bello de los que se han subido al isnta. Y el súmmum, es el que te aseguran que huele a SPA…¡a SPAAAA! Mientras estás dándole al mocho te estás relajando y hasta notas los chorritos en cada pasada… (en fin).
    Ahora nos ponemos en la piel, en los ojos, en las manos…en su ansia de saber, de descubrir, de tocar, de experimentar de tu bebé y podemos concluir y concluimos que todos estos productos no son llamativos, en olor, en color, en envase…son ¡exageradamente llamativos!
  2.  El packaging no siempre es muy cómodo.
    Qué os vamos a contar después de una pandemia donde hemos gastado garrafas, bidones y hasta estaba contemplada una derrama en la comunidad de vecinos para instalar un depósito en la terraza con la que servirnos todos los pisos de esa lejía que no habíamos utilizado más que en contadas ocasiones y que de la noche a la mañana era imprescindible para seguir respirando, nunca mejor dicho.
    A lo que vamos, garrafas incomodas, de 5 litros o paquetes de tantas pastillas con el tamaño ahorro y que dado un momento necesitas reducir por lo que utilizas botellas de agua, cajas de galletas o como es el caso…una caja (de cartón) de chupachups Kojak (insistimos, la empresa Kojak detodalavidadedió no tiene ninguna responsabilidad en este caso).
  3. Está cerrado bajo 7 llaves hasta que abres una y las otras 6 las tiene tu bebé.
    Sí, ese día que haces limpieza general o profunda de baños y cocina…o que te ha sonado el timbre de la puerta ahora que acabas de abrir el armario mientras estás pensando en las extraescolares, el disfraz del sábado, el regalo de la fiesta del domingo, y el informe que tienes que entregar antes de que cierre el súper ¡el súper!… Y tras abrir el cierre de seguridad infantil que compraste un día, se lo dejas a tu bebé para que juegue y se entretenga que ahora lo cierro.
    Total, que, entre la puerta, el informe, el super, el regalo, el disfraz, la limpieza, el whats de entremedio, la comida, el insta, el peque que llora, tu hermana que ha subido un tiktok, tengo que apuntar pañales para comprar esta tarde, el trapo que no sabes donde lo has dejado cuando atendías al bebé, el bebé que hace tiempo que no llora ni lo escuchas…
  4. Esto no lo vi venir
    Lo dejas para reciclar, en la basura, en el suelo, está vacío…bueno siempre queda un “culín”.
    Te encanta el olor a limpio siempre, y detrás del WC dejas ese envase que siempre, de toda la vida, en todos los hogares donde has vivido, existe para “desinfectar” tras el uso de aguas mayores.
    Cuando estamos malitos y el Dalsy y la Apiretal, o el jarabe de mi tos de perro están encima de la mesita de noche, de la cómoda del salón, del cambiador del bebé…porque ¡lo necesito cada 8 horas!
    No lo viste venir, lo teníamos todo bajo control, tras unas puertas opacas, con cerraduras a prueba de niños…y zas, en un momento llega a las manos que no deberían llegar.
INTOXICACIONES INFANTILES

En contexto: familia con 2 peques y zona de lavado sin desorden visual pero con riesgo de intoxicación…

Concluyendo y a lo importante que son la soluciones ¿cómo evitar acabar en urgencias pediátricas por una intoxicación?

  • Reduce la carga de tóxicos. Evita muchos envases y utiliza productos multiusos que puedas controlar en el armario de la limpieza y durante su uso.
  • Siempre has escuchado “no dejes los productos de limpieza y los medicamentos al alcance de tu bebé”, ni a la vista, queridas y queridos, ni a la vista.
  • Los productos tóxicos siempre dentro de armarios con puertas (no vitrinas) y con cierre de seguridad infantil (pero cierre seguro, no de los que abre tu bebé a lo Houdini)
  • Educa, por supuesto, educa en prevención. En cuanto tenga el suficiente desarrollo cognitivo parra entenderlo, enséñale la X característica del riesgo. Que pueda identificar que un producto con esa X no puede manipularlo y si lo ve fuera de su sitio te avise para que lo guarde.
  • Los medicamentos o productos que necesites a menudo, guárdalos igualmente en sitio alto, cerrado y fuera de la vista y de su alcance. En el caso de los medicamentos, los peques están acostumbrados a tomarlos por lo que para ellos es algo normal y habitual (y algunos están muy ricos).
  • And finally, sobre los trasvases, no es buena idea. Un trasvase a un continente diferente puede provocar el error de pensar que es otra cosa y también puedes aumentar exponencialmente el riesgo ya que, si antes eran llamativos, con el trasvase es maravillosamente seductor como la imagen que ha dado pie a este post.

¿Tú también crees que no es una buena idea? Es posible que la persona en cuestión no tenga peques en casa, ni sobris, ni nietos, ni amigos, con o sin hijos…y aún así, seguimos pensando que, posiblemente, no sea una buena idea.

Este post puede sacar alguna que otra sonrisa, pero también podría salvar una vida si nos ayudas a darle difusión entre tus redes y contactos. La seguridad infantil la hacemos entre todos y la prevención de intoxicaciones es una lesión no intencionada que se puede prevenir si llega la información correcta elaborada por profesionales.

Puedes agendar tu visita virtual babyproofing para adaptar tu hogar a las intoxicaciones y otros riesgos para tu bebé desde info@seguridadinfantil.org.

TELÉFONO DEL INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA 91 562 04 20

Y como buen profesional de tu campo y excelente persona que nos estás leyendo, te agradecemos que lo compartas y que valores nuestro trabajo citando la fuente y cumpliendo así con la legislación vigente.

© M Ángeles Miranda. Consultora y auditora de seguridad infantil® para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

NO ES UN JUEGO DE NIÑOS. Día Internacional contra el Bullying o el Acoso Escolar

No es la primera vez que dedicamos un espacio a este problema, pero mientras siga siendo eso, un problema, no queda más que ocuparnos.

Vemos luz, hace años que la vemos, porque si bien hay todavía mucho por hacer, que se haya dejado de ver como un juego de niño es la primera rendija, la tenue luz a la que acogernos para empezar a plantar cara al acoso escolar.

stopbullying

Los casos salen en los medios, la sociedad empieza a tener conciencia, las familias están atentas y educan y los profesionales de la educación son los primeros en querer erradicar el Bullying de sus aulas de una vez por todas.

¿Y tú? TODOS, absolutamente todos tenemos responsabilidad en esta como en todas las violencias…aunque haya pasado siempre, o precisamente por eso llegó el momento de no dejar pasar ni una.

  1. Tolerancia CERO contra el acoso escolar.
  2. NUNCA HAGAS lo que no quieras que te hagan.
  3. La víctima es VÍCTIMA, no la culpabilices.
  4. ¡NO SON JUEGOS DE NIÑOS! no los ignores.
  5. Si eres víctima ¡PIDE AYUDA! Es una carga muy, muy pesada.
  6. SOLIDARÍZATE con quien sufre acoso, ponte a su lado.
  7. Las EMOCIONES están ahí, aprende a identificarlas.
  8. EDUCA en la convivencia, la tolerancia y el respeto.
  9. Establece un CÓDIGO DE RESPETO donde todos aporten.
  10. Todos tenemos algo que aportar ¡INVOLÚCRATE!

Seguro que te identificas con alguno de estos 10 puntos, acciones que en función del papel que desempeñes vas a poder realizar para parar esta lacra.

El respeto es lo que une a las personas, el acoso escolar destruye

¿Te sumas a este movimiento contra el bullying?

Gracias por difundir y por respetar, también aquí, citando la fuente.

© M Ángeles Miranda para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil

todos contra el acoso escolar

Prevención de riesgos laborales VERSUS seguridad infantil

Día mundial de la prevención de riesgos y laborales o como entender que un seguro no evita accidentes.

Estamos en la semana mundial de la prevención de riesgos laborales. El día grande es el 28 y el día excepcional es el 26 de abril, instaurado desde la pandemia como el «Día del niño», así que tenemos una semana completita empezando por un acto en forma de seminario que algo tiene que ver con la prevención, y maravillosa e insólitamente poco con los adultos.
Gracias a ACPIDA y a nuestra querida amiga Anna Almécija hemos podido participar (y sobre todo aprender) del primer seminario sobre Diseño ambiental y seguridad infantil o como incorporar a los niños desde el proyecto, y no nos referimos al embarazo, si no a proyectar edificios, hogares, centros infantiles, eventos y por supuesto, también las ciudades.
En nuestra intervención, además de exponer el trabajo que llevamos realizando desde hace 12 años de consultoría, formación, servicio Babyproofing para familias y Certificado S+ espacios para profesionales, también hemos expuesto algunas de las campañas de seguridad infantil que llevamos a cabo y que forman parte de una gran comunidad de personas que persiguen un fin muy acorde también con la PRL: ¡Salvar vidas!
Pero vayamos ahora al día que “celebramos” al HT #28PRLDAY
Un día para concienciar de la importancia de ¿Autoprotegerse? ¿O de que nos protejan? Exigimos como trabajadores más seguridad, pero ¿Cuánto nos implicamos en la cultura preventiva?
No son preguntas que lanzamos al azar en este día, es una reflexión que seguro que muchos de los que nos dedicamos a este mundo de la prevención nos hacemos todos los días.
En el caso de los adultos, la PRL lleva años instalándose nuestras vidas y por suerte ha venido para quedarse. Para todos es algo habitual y además de obligado cumplimiento, pero todavía hoy, cuando decimos que somos auditores de seguridad infantil® y que nuestro objetivo es crear cultura preventiva, aún, en pleno siglo XXI nos miran como el lado más oscuro del frikismo de todas las galaxias.

  • Un adulto tiene medios y conciencia para autoprotegerse.
  • En otros casos, se llevan a cabo maravillosas iniciativas para darles voz a los niños, para hacerles partícipes y que expongan sus necesidades de prevención y de seguridad a todos los niveles.
  • Sin embargo, poco o nada se habla de los más pequeños, de sus familias y de sus educadoras. De las herramientas, de la formación específica y de como proteger de forma natural creando espacios adecuados al desarrollo que evite la sobreprotección fomentando el movimiento libre.

Hay que profundizar y puntualizar en los nuevos paradigmas de la prevención, en cómo debemos comunicar que es la seguridad infantil efectiva tanto para las familias, sobre todo con el asentamiento de pedagogías que promueven el movimiento libre para que se adapten los hogares a los bebés y a sus necesidades de desarrollo.
Pero también seguir cultivando la cultura preventiva en los espacios profesionales, donde, afortunadamente, cada vez menos, nos encontramos con GUARDERÍAS, (sí, guarderías de las de guardar, porque las escuelas infantiles están a otro nivel) que se escudan en (literalmente)

  • “Yo pago un seguro de responsabilidad por si le pasa algo a un niño”
  • Ahh, ya vienen a hacerme eso de la prevención de riesgos laborales.

Día mundial de la prevención de riesgos y laborales o como entender que un seguro no evita accidentes.

Muchas veces tenemos que echar manos de conceptos específicos de la PRL para que el símil favorezca la interiorización de conceptos, podríamos decir que es algo así como un diccionario PRL/SEGURIDAD INFANTIL y a continuación lo ilustramos con los siguientes ejemplos:

  • Que la seguridad vial en el entorno escolar debe ser considerada como el “in itinere”.
  • Que una auditoría de riesgos infantiles en un colegio, escuela infantil o ludoteca es la evaluación de riesgos laborales para los pequeños usuarios de la instalación, y de la misma forma que la de los adultos es obligatoria seguimos sin entender porque en los pequeños no se tiene en cuenta.
  • Que, así como las familias aplauden los simulacros de evacuación que se llevan a cabo en el colegio de sus retoños, también deberían aplicarlo en casa con un plan de autoprotección familiar.
  • Que nuestro instinto de protección no proviene de la era tecnológica, no es un chip implantado, sino que es algo innato en todas las especies, incluida la humana y por lo tanto la cultura preventiva se debe fomentar desde el nacimiento como el instinto de succión.

Podríamos seguir con más ejemplos, pero preferimos pasar a la acción.

  • La PRL es para adultos.
  • Los niños NO son mini adultos.
  • La adaptación de los espacios al desarrollo infantil se hace con profesionales acreditados en seguridad infantil (no todo vale, nos va la vida en ello) ya sea en entornos profesionales o familiares.

Y si algo debemos empezar a reseteae en nuestro disco duro, es que un seguro no evita accidentes.
Feliz día, semana, mes y año de la PRL, nosotros desde aquí seguimos cada hora trabajando por la infancia desde su perspectiva.
¿Te sumas a la seguridad infantil bien entendida?

Gracias por sumar, por compartir y difundir. Y gracias también por valorar nuestro trabajo y dedicación a la seguridad infantil citando la fuente porque, además es lo que marca la legislación vigente.

© M Ángeles Miranda para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil

¿Qué puedes hacer por la seguridad de la escuela infantil de tu peque?

Un nuevo “accidente” fuga, escape… ha sucedido en una escuela infantil. Dos peques de 2 años han visto la oportunidad de salir con sus motos de juguete y a ver mundo que se han ido.
Esta vez ha pasado en Almería, y también ha salido en prensa…no siempre pasa, pero hoy sí, aunque quede recogida como anécdota algo que podría haber tenido otras consecuencias que ahora podríamos estar lamentando…y buscando culpables.
No somos de buscar culpables y sí soluciones.
Como familia (mamá, papá, abus…) que lleva y recoge al peque de la escuela infantil ¿conoces las normas del centro? Y lo más importante ¿las cumples?

Puedes ampliar más info en el artículo dedicado a las normas de régimen interno de la escuela infantil, ahora vamos a detallar solo 5 normas (y un BONUS) que están en tu mano y que son las que las escuelas infantiles que certificamos más nos insisten en que incidamos en los talleres de prevención que hacemos para las familias.

  1. No llevar joyas ni colgantes en el cuello, muñecas o dedos…o mejor ¡no llevar NUNCA joyas!
  2. Los pendientes deben ser cortos y que no dispongan de partes que se puedan enganchar (por ejemplo, aros). En caso de llevarlo, el cierre debe ser de (muy) difícil extracción, evitando su uso en parques de mallas por su facilidad en engancharse en los diminutos agujeros.
  3. Las horquillas, los pasadores, clips o imperdibles son fácilmente extraíbles y suponen un riesgo de atragantamiento o lesión para tu peque y para sus compañeros.
  4. El cierre de los baberos siempre de velcro o de goma, evitando el uso de cordones, de cuerdas y cordones en zapatos, chaquetas, sudaderas, etc.
  5. Las bufandas al igual que los artículos descritos en el punto anterior, suponen un riesgo de estrangulación, sobre todo si se usan en áreas de juego (pueden engancharse en columpios, toboganes, etc.) por lo que evita siempre su utilización en estos espacios.

BONUS
CIERRA la(s) puerta(s) siempre cuando entres y salgas, no esperes a que lo haga el que viene detrás…¡por tu peque y por todos sus compañeros!

normas de la escuela infantil

Normas de régimen interno de la escuela infantil

Son muchas las escuelas infantiles que nos llaman desesperadas porque ya no saben como concienciar a las familias de que sigan estas normas básicas de seguridad para todos los peques de la escuela.

El incumplimiento de las normas por parte de las familias no solo supone un riesgo para todos los peques, también determina el buen funcionamiento logístico de la escuela infantil, lo que implica una merma de la atención a los menores.
Las escuelas a las que hemos realizado el taller de prevención para las familias notan un cambio positivo de actitud en las familias tras la asistencia.
Si quieres que vayamos (virtual o presencial) a tu escuela infantil solo tienes que pedírnoslo y nos ponemos en marcha para preparar un taller personalizado para tu centro y sus familias.

También puedes agendar una cita para conseguir el CERTIFICADO S+ de seguridad infantil y hacer como los más de 80 centros que ya cuentan con esta importante garantía para las familias.
Llámanos (669201737) o escríbenos un mail a info@seguridadinfantil.org

Gracias por difundir estas normas entre familias y escuelas infantiles.

Y gracias también por valorar nuestro trabajo y dedicación a la seguridad infantil citando la fuente porque, además  es lo que marca la legislación vigente.

© M Ángeles Miranda para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil

Estas vacaciones la seguridad infantil como principal equipaje

No es un año más, son las vacaciones de Semana Santa, esas que llevamos 2 años sin poder disfrutar como quisiéramos y, si bien, nos van a acompañar las mascarillas en interiores, parece que podemos relajarnos sin el estrés de conocer al dedillo las diferentes restricciones de cada lugar que visitemos, como hemos tenido que hacer en los últimos tiempos.
No vamos a entrar en terrenos víricos, la lección la tenemos bien aprendida y si se nos olvida…los peques, que tantas clases magistrales nos han dado durante toda la pandemia, sabrán como advertirnos y corregir la situación. ¡confiamos, y mucho, en ellos!
Vamos a centrarnos en disfrutar, en relajarnos ¿con niños?…si, con sus más y sus menos, con siendo conscientes de que ahora necesitan unas actividades y podemos pasar momentos inolvidables de esos que son dignos de “coleccionar” en el álbum de los tesoros (el que no se publica en IG ni en ningún chat, de los que nos quedan para siempre en el corazón.
Pero, (siempre hay un “pero” acompañado, eso sí, de una solución) para disfrutar primero tenemos que prevenir (la solución). Porque prevenir: es la única vacuna eficaz para evitar accidentes… Y de la misma forma que las vacunas nos han liberado de la (maldita) pandemia, también en este caso, la prevención nos va a permitir disfrutar de estos días de ocio en familia.

LOS X MANDAMIENTOS DE LA SEGURIDAD INFANTIL EN VACACIONES

Estas vacaciones la seguridad infantil como principal equipaje

¡Empezamos!
Allá por 2014 (¡¡¡¡han pasado 8 años!!!!) creamos por estas fechas, y aprovechando que la Semana Santa tienen momentos muy “histórico-biblicos” hicimos una relación creando los X mandamientos de la seguridad infantil en vacaciones.
Y vaya si han viajado los mandamientos, se han publicado en medios de comunicación, en vídeos, en blogs, compartido y difundido en redes sociales…
Tras 8 años y después de revisarlos, volvemos a publicarlos para que la seguridad infantil te acompañe como la fuerza de otras galaxias.

los x mandamientos de la seguridad infantil en vacaciones

La 1ª infografia de 2014

los x mandamientos de la seguridad infantil en vacaciones

2ª infografía 2016

LOS X MANDAMIENTOS DE LA SEGURIDAD INFANTIL EN VACACIONES

  • I- Llevarás a los niños en un SRI (a contramarcha hasta los 4 años) correctamente instalado y adaptado a su peso y talla.
  • II- Pararás mínimo cada 2 horas y evitarás darle de comer y beber durante el trayecto, para evitar atragantamientos.
  • III- NUNCA dejarás a un niño solo dentro del coche. Pero NUNCA, NUNCA…
  • IV- Evaluarás los riesgos en tu destino de vacaciones con ‘ojos de niño’ y adoptarás las medidas de prevención necesarias para evitar accidentes infantiles.
  • V- En la playa o piscina aceptarás las normas de seguridad, las cumplirás por aquello del ejemplo y nunca (JAMÁS) dejarás a tu peque sin supervisión.
  • VI- Realizarás actividades acordé a la edad y destreza de tus peques.
  • VII- Incluirás protecciones de seguridad infantil adecuadas en las actividades deportivas.
  • VIII- Evaluarás los riesgos y adoptarás plan de prevención (supervisión, localización y control) y evacuación en los casos de gran aglomeración de personas.
  • IX- Harás tuya la máxima, ‘El ejemplo no es una manera de educar, es la única manera’: coordinación de criterio entre lo que digo y lo que hago.
  • X- Disfrutarás de tus hijos por encima de todas las redes sociales.

Valeee, no hemos cambiado nada, pero es que como otros documentos “histórico-bíblicos” siguen vigentes como el primer día.
Tampoco cambia nuestra preferencia por el X (y eso que hace 8 años no teníamos IG ni TikTok…)

Y tú, ¿cumples con estos mandamientos?
Os deseamos unas felices vacaciones y mucha seguridad infantil como principal equipaje porque esa seguirá siendo la mejor vacuna para disfrutar del presente y sembrar la semilla de la prevención para su futuro.

Cada vez más familias nos confían la seguridad de sus peques, también ponemos a tu disposición el servicio Babyproofing para tu casa de vacaciones. ¿Te sumas?

© M Ángeles Miranda Martínez para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Todos los derechos quedan reservados . Se autoriza a redistribuir, reenviar, copiar o citar el contenido de esta página siempre que se cite la fuente de acuerdo a la Ley 23/2006, de 7 de julio, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril.

 

Hablando de seguridad infantil y de la campaña #OjOVentanaAbierta ¿qué es eso de la “V” y como se enseña?

A veces nos metemos tanto en nuestro papel de prevencionistas, en el foco de evitar tal o cual accidente infantil que perdemos de vista a la persona más importante de aportar seguridad infantil: a ti.
Entonamos el mea culpa y rectificamos en este post con un título que tú has puesto mediante las preguntas (reiteradas) en diferentes publicaciones de redes sociales, y te damos las gracias por hacernos: parar, leer, releer, detectar, reaccionar y actuar (sí, somos prevencionistas hasta escribiendo, vamos, un caso perdido).
Así que vamos a explicar que es la “V” desde el principio.
Recordaréis que esta campaña de seguridad infantil surgió gracias a nuestro amigo Jokin (no nos vamos a enrollar, en este enlace y en esta publi de IG os lo contamos).
Jokin, que las has visto de todos los colores en su trabajo, harto de casos de niños víctimas de caídas desde ventanas y balcones nos urgió la necesidad de la campaña y nos pusimos manos a la obra.
¿De dónde sale la “V”?
Realmente sale de los retoños de Jokin, y haciendo juego con la V de ventana decidimos explotar este recurso.
Los peques de Jokin aprendieron que cuando una ventana estaba abierta en casa debían avisar a su ama o a su aita, haciendo la “V” con los deditos y diciendo (o cantando) ventanaaaaa abiertaaaa, ventanaaaa abiertaaaa…

 

Hablando de seguridad infantil y de la campaña #OjOVentanaAbierta ¿qué es eso de la “V” y como se enseña?

Hablando de seguridad infantil y de la campaña #OjOVentanaAbierta ¿qué es eso de la “V” y como se enseña?

¿Es un recurso de educación en prevención eficaz?
Pues a la vista de esta familia sí, pero también lo es no asomarse delante de los peques, no asomarlos para ver si viene papá o mamá, o simplemente para entretenerlos…son tantas las acciones que cuentan para educar en prevención y es tan fuerte el ejemplo de nuestros actos como los diferentes mensajes y las actitudes o, cual es nuestra actitud frente a su aviso de algo como “V”, si se lo agradecemos, si lo ignoramos…

Vamos a la pregunta que nos habéis formulado (la del millón) ¿Cuándo está un peque preparado para asimilar cognitivamente el riesgo?
Antes de desarrollar la pregunta, una afirmación categórica: ante un accidente como el que estamos evitando de caídas desde ventanas y balcones, o por ejemplo cuando tratamos la prevención de ahogamientos ¡NUNCA SOLOS! Felicita por las actitudes preventivas, pero nunca, nunca solos.

Dicho esto, vamos con uno de esos ejemplos que no nos cansamos de repetir.

Sabes que tu peque crecerá y llegará un día en que empiecen a salir con sus amistades, en grupito, una vuelta por el barrio y así progresivamente.
Sabes también que tu peque cuando llegue ese momento sabrá como cruzar con seguridad puesto que tú, para educar en educación vial, le explicas que siempre tiene que cruzar en verde, que debe utilizar los pasos de peatones, que establezca contacto visual con el conductor antes de pasar, que no cruce entre los coches…¡PERFECTO!
Pero, todo eso que le explicas, después no lo cumples porque “llegamos tarde”, “hoy tengo prisa” “te espero aparcada en doble fila, en la puerta del vado o en la plaza de personas con movilidad reducida”….¡TRA, TRA!

¿Con qué cultura de prevención crees que se quedará tu peque? ¿Hará lo que le explicas o lo que haces?

como educar en seguridad vial infantil

Somos su ejemplo con lo que decimos, pero sobre todo con lo que hacemos

Tras esta reflexión, unos tips cronológicos:

  • Los bebés no tienen conciencia del riesgo, de hecho, su forma de crecer y de aprender es a través del descubrimiento, de explorar, de tocar…
  • Una curiosidad que no podemos coartar, que es necesaria para su desarrollo y por lo tanto es nuestra responsabilidad la de adaptar los espacios en tanto empiezan a desplazarse por sí solos.
  • Si nos fijamos en los bebes, nos daremos cuenta de que sus primeras reacciones son relativas a las emociones, al afecto, a la capacidad sensorial y motora.
  • Es a partir de los 5 o 6 años cuando los peques empiezan a desarrollar la percepción del riesgo, a través de experiencias propias y de tus enseñanzas y actitudes respecto a nuestra seguridad y a la de los demás.
  • Percepción que culmina sobre los 10-12 años con la capacidad no solo de detectar el riesgo, también de prevenir.
  • No hace falta que recordemos que a partir de esas edades empieza otra etapa, donde si ya hemos sentado las bases de la prevención, estas servirán de fuertes raíces para otros riesgos típicos del desarrollo adolescente.

¿Cómo educamos en prevención?
Además de la coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos (ejemplo de seguridad vial infantil), nosotros le damos mucha (pero mucha) importancia a educar de forma natural, sin miedo.
De hecho, uno de los errores (esto da para otro post) que cometemos como m(p)adres es inculcarle nuestros miedos, en lugar de educar en prevención.
Lo vamos a ilustrar con algunos pequeños detalles, pequeños en apariencia pero que no dejan de ser la semilla de esas raíces que les va a sujetar en su vida como adultos, ya no digamos como adolescente.

  • Puedes enseñarle qué es el 1-1-2, dibújalo, píntalo, recórtalo mientras hablas (habláis) de su función, de cuando hay que utilizarlo, de que son cosas que pueden pasar y estar preparados para saber cómo actuar nos da más tranquilidad (tranquilidad: fíjate que palabrón tan importante hablando de una emergencia).
  • Vais de vacas a un hotel. No ignores el cartel que hay detrás de la puerta. ¿lo has visualizado alguna vez? Hazlo con tu peque, enséñale para que sirve, por donde hay que salir en caso de emergencia y lo fácil (otro TOP hablando de emergencia) que nos lo pone el cartel de ubicación. Si eso es lo primero que haces al llegar al hotel como costumbre, es un acto que interiorizará de forma natural, sin miedo, como abrocharse el cinturón del automóvil nada más sentarnos.
  • En la piscina (verás que no podemos olvidarnos de #OjOPequealAgua), dile que “exija” (sí, tal cual) que un adulto esté en el agua con ellos (sobre todo cuando nos reunimos la familia o los amigos en manada y el “no estabas vigilando tú” siempre precede a una tragedia). Que siempre haya un «Guardián del agua».
  • Enséñale la conducta PAS como una historia para que pueda entenderla, asimilarla, interiorizarla.
  • Incluye la conducta AVA en tus salidas y hazle participe, su opinión es importante y tenerla en cuenta le hará crecer en prevención.

 como enseñar el número de emergencias a los niñosconducta pas para niñosconducta ava para niños

Y sí, puedes enséñale la “V” de ventana abierta, que debe estar siempre cerrada porque es lo mejor para todos, agradece que te lo comunique, que lo detecte en tu casa y en cualquier hogar.
Como verás la “V” es una semilla de prevención, un colchón o seguro más cuando todo falle, como lo es tu actitud y los dispositivos de seguridad infantil para evitar caídas desde ventanas y balcones. Es la conjunción de todo la que nos asegura que no haya riesgos en el presente y que creemos unas bases fuertes para el futuro.
Esperamos, de verdad, haber resuelto las dudas que nos planteáis respecto a la educación preventiva, por eso no nos quedamos solo en el tema ventanas, son detalles, son semillas pero también abono, riego….y gracias a ti, a todas estas acciones, el futuro tendrá una sociedad más responsable con su seguridad y con la de los demás.

La difusión de este post es  abrir la ventana (esta sí) de la prevención con otras familias y profesionales de la educación infantil. Te lo agradecemos, como también que valores las horas de trabajo que le hemos dedicado y cites la fuente, cumpliendo también con la legislación vigente.

© M Ángeles Miranda (Auditora-Consultora- Formadora de seguridad infantil) para la campaña de prevención de caídas desde ventanas y balcones #OjOVentanaAbierta

 

 

 

 

SEGURIDAD INFANTIL EN FALLAS

Petardos e infancia. La delgada línea entre la diversión y la tragedia.

Cómo elegimos escuela infantil o colegio