Chek list de seguridad infantil para gateadores

¡¡Pista libre!!

Check list de seguridad infantil para gateadores

Cuando un bebé empieza a gatear, un mundo nuevo se abre por delante y algunos dolores de cabeza para las familias. El desplazarse solo con total autonomía le permite alcanzar objetos que pueden ser de riesgo y por supuesto esta etapa de transición evolutiva para adquirir nuevas habilidades y destrezas requiere de tiempo y esfuerzo: las caídas son frecuentes (hasta dominar cada una de las habilidades motrices) así como los golpes o choques con o contra objetos.
Mil ojos y son pocos para que no te la líen, pero tampoco podemos estar continuamente detrás del pequeño impidiéndole investigar, descubrir, jugar…en definitiva CRECER.
Su curiosidad es enorme y al mismo tiempo necesaria para su correcto desarrollo: todo le llama la atención, todo sirve para jugar, observar la causa/efecto de los actos cotidianos es su aprendizaje.

Para no volvernos locos, evitar la cultura del no y permitir un feliz desarrollo os hemos preparado este check-list de seguridad infantil en el hogar especialmente pensado en vuestra tranquilidad y para ellos: nuestros pequeños exploradores. Tanto en esta etapa como en las siguientes (caminar, correr) ponemos a tu disposición nuestro servicio profesional Babyproofing, donde te ofrecemos las pautas adecuadas a tu hogar y a tu bebé de prevención de accidentes infantiles para que disfrutéis de esta maravillosa etapa infantil.

Check list de seguridad infantil

  1. Poner topes de puertas (antipilladedos) para evitar que introduzcan sus pequeños dedos en los ángulos y en el lateral y se lesionen.
  2. Bloquear al acceso infantil cajones y armarios con contenido de riesgo para el niño, ubicar y bloquear este contenido a una altura inaccesible y fuera de su campo de visión.
  3. Al cocinar hazlo en los fuegos interiores, protege los mandos y la puerta del horno, tampoco transportes líquidos o sólidos calientes mientras el niño se encuentre en el mismo espacio para evitar quemaduras.
  4. Asegura el cierre de las ventanas y balcones con bloqueadores de seguridad. Evita rejas: bloquean la salida en caso de emergencia, instala redes de seguridad anticaídas certificadas. Lámina los vidrios para evitar que en caso de rotura lo hagan en trozos.
  5. Los suelos y las alfombras deben ser antideslizantes para evitar caídas y resbalones, además despeja e ilumina las zonas de tránsito.
  6. Instala barreras de seguridad en espacios donde no quieras que el niño acceda y en escaleras: en la parte superior opta por una barrera atornillada para evitar que se deslice con el uso. No olvides cubrir otros huecos por lo que el pequeño cuerpo del bebé podría caer.
  7. Los enchufes deben contar con protección infantil que evite que los niños introduzcan los dedos y materiales comunicantes, recuerda también no dejarles jugar y manipular aparatos eléctricos.
  8. Mantén inaccesibles al niño los cordones de las cortinas y los cables eléctricos para evitar estrangulamientos.
  9. Minimiza las consecuencias de golpes o caídas accidentales contra esquinas incorporando protecciones acolchadas absorbente de impactos en cantos y esquinas.
  10. No dejes objetos llamativos y juguetes dentro de su campo de visión e inalcanzables, ancla muebles auxiliares y TV a la pared para evitar que se les pueda caer encima si intentan escalar.

© M Ángeles Miranda. Consultora/Auditora de prevención de accidentes infantiles® para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Todos los derechos quedan reservados . Se autoriza a redistribuir, reenviar, copiar o citar el contenido de esta página siempre que se cite la fuente de acuerdo a la Ley 23/2006, de 7 de julio, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril.

¡Te ayudamos a dejar pista libre para tu gateador!