Babyproofing. Un concepto de desarrollo infantil donde la adaptación de tu hogar le permitirá hacerlo sin riesgos. Fomentamos el movimiento libre y evitamos la sobreprotección. ¡Descubre todo lo que podemos ofrecer a tu bebé y agenda tu cita! La seguridad infantil como no te la habías imaginado nunca y con la experiencia certificada de más de 10 años y 300 hogares auditados y ¡adaptados!

Cómo prevenir caídas desde el cambiador de bebé

Arnés para niños, más seguridad infantil que campaña polémica

Los peligros ocultos en casa y en la escuela infantil: Cordones de cortinas y la seguridad infantil

Los peligros ocultos en casa y en la escuela infantil: Cordones de cortinas y la seguridad infantil No hay día que, tanto si realizamos el servicio Babyproofing como cuando certificamos las escuelas infantiles, observamos el riesgo de cordones de cortinas y de estores dentro de la zona de seguridad donde se desarrollan los bebés. Uno […]

seguridad de disfraces y juegos de rol

Hablando de seguridad infantil. De disfraces y de juegos de rol

La seguridad de los disfraces en los juegos de rol

En el desarrollo infantil los juegos de rol marcan un importante papel, no es necesario que sea carnaval para ponernos en el lugar del otro, fomentando la empatía, la socialización y aprendiendo nuevas profesiones y prácticas.
Si eres de esas personas que derrochan ingenio, capaces de crear maravillosos disfraces con una simple caja y dos botellas, o si te aventuras en la confección de creaciones dignas de desfilar en las mejores pasarelas, ¡enhorabuena! Este post celebra la capacidad de transformar la cotidianidad en una experiencia mágica para los más pequeños.
Cuando se trata de disfraces caseros, la elección de materiales es crucial. Si incorporas tejidos, la resistencia al fuego se convierte en una consideración esencial, garantizando la seguridad de los niños mientras exploran su mundo de fantasía. En todos los casos, se recomienda evitar botones y ornamentos que puedan desprenderse con riesgo de atragantamiento para los más bebés, así como cualquier elemento punzante que pueda causar lesiones.
Además, al diseñar disfraces infantiles, ya sean caseros o comprados, es fundamental permitir libertad de movimientos. Un buen diseño debe evitar tropiezos, limitaciones en la movilidad, problemas de visibilidad y siempre facilitar la ventilación. Después de todo, ¡la seguridad es la clave para que los pequeños disfruten al máximo de su experiencia!

seguridad infantil de los disfraces
¿Y qué sería de un disfraz sin sus accesorios? Sombreros, pelucas, gorros, diademas, guantes… estos elementos otorgan personalidad al disfraz y permiten que los niños se sumerjan por completo en su rol. Además de ser un recurso educativo valioso para fomentar la empatía y la comprensión del otro.

La seguridad de los accesorios de los disfraces para por tener cuenta estos requisitos básicos:

  • Las pelucas deben ser resistentes al fuego.
  • Pajaritas y corbatas son adecuadas a partir de los 3 años.
  • Diademas y abalorios deben carecer de piezas pequeñas que puedan desprenderse o romperse, evitando cualquier riesgo de lesiones.
  • En el caso de espadas, palos, escobas, se recomienda que sean de foam para prevenir lesiones, ya que los niños, al sumergirse en sus roles, a menudo no controlan plenamente su fuerza.
  • Evitar accesorios con pilas que puedan desprenderse en caso de caídas o golpes.
  • En el caso de las caretas como máscaras se recomienda reservarlas para cuando los niños sean un poco mayores, asegurando así una experiencia de juego segura y placentera.

En definitiva, la creatividad y la seguridad pueden ir de la mano, permitiendo que la infancia sea una etapa llena de diversión, aprendizaje y, sobre todo, de inolvidables momentos de juego y exploración.

© M Ángeles Miranda. Auditora de seguridad infantil para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Te agradezco que difundas entre otras familias y profesionales de la educación infantil, también que cumplas con la legislación vigente al citar la fuente, valorando las horas de trabajo por y para la seguridad infantil.

Garantizando la seguridad infantil en entornos de juego

Prevención de Accidentes Infantiles: El Compromiso de la Seguridad Infantil

3 CAUSAS DE SUFRIR UN ACCIDENTE


Nos llegó este maravilloso cartel vintage de prevención de accidente, muy visual, gráfico y, pese a tener tantos años, muy actual.
Quisimos convertirlo en post de seguridad infantil, y nos sobraban tantos caracteres como ejemplos para hacerlo más visual.
Ha sido difícil decidirse por uno de estos ejemplos, vivencias adquiridas en nuestras visitas babyproofing y en las certificaciones de escuelas infantiles y colegios, pero creemos que los ejemplos escogidos os van a ayudar a adaptar vuestro espacio con otros ojos.

1. «No lo vi»
Una de las causas más comunes de accidentes infantiles es la falta de conciencia sobre los objetos de riesgo que rodean a los niños. Con frecuencia, objetos o productos que han estado en el hogar durante mucho tiempo se pasan por alto y se convierten en peligros inadvertidos. Un ejemplo frecuente es encontrar el mando de la televisión o de equipamientos que ya no utilizamos, con sus pequeñas pilas de botón, al alcance de los pequeños. Esto sucede con demasiada frecuencia en las visitas babyproofing que realizamos. Nuestra visión desde fuera, en un espacio en el que no convivimos y con la mirada entrenada para detectar riesgos, os sorprende siempre. La solución es simple, pero efectiva: observa tu hogar desde la perspectiva de tu hijo y a su altura. Utiliza una cajita con un agujero de 3 cm de diámetro para determinar qué objetos caben en él y, además de los objetos de riesgo de atragantamiento, también te sorprenderás de todo lo que descubres.
2. «No lo pensé»
Otro factor que contribuye a los accidentes infantiles es la falta de anticipación de los riesgos que los niños pueden encontrar en su entorno. Esto puede incluir situaciones que vemos muy a menudo en nuestras visitas para certificar las escuelas infantiles y los colegios, como tener cordones de cortinas al alcance de bebés que gatean o guirnaldas de luces con pilas accesibles en un aula de la escuela infantil. A menudo, no consideramos que estos elementos pueden ser peligrosos. La solución radica en la creación de una zona de seguridad desde el suelo hasta los 120 cm de altura, donde los niños no puedan acceder a contenido peligroso.
3. «No lo sabía»
A veces, la ignorancia de los peligros potenciales puede llevar a situaciones peligrosas. No estar al tanto de los riesgos de asfixia con objetos pequeños, peligros eléctricos o señales de advertencia en juguetes puede tener consecuencias graves. La solución aquí es la educación y la formación en seguridad infantil, tanto para los padres como para el personal de las escuelas infantiles. La adaptación del hogar y el entorno escolar debe llevarse a cabo con la orientación de profesionales acreditados.

La seguridad de nuestros hijos es una responsabilidad compartida y prioritaria. Con conciencia y educación, podemos prevenir accidentes y crear un entorno más seguro para nuestros pequeños. Juntos, podemos construir un futuro donde los niños puedan explorar y aprender sin poner en riesgo su bienestar.
Pide hoy tu cita para el servicio babyproofing en tu hogar o tu visita para la certificación de la escuela infantil o colegio de infantil.

© Asociación Nacional de Seguridad Infantil. Recuerda citar la fuente por imperativo legal y por respeto al trabajo de prevención de accidentes infantiles que realizamos.

Por qué decimos que el mejor andador es el que NO se usa

Los Andadores para Bebés: Por qué los expertos en seguridad infantil desaconsejamos su uso
En la búsqueda constante de ofrecer lo mejor para nuestros bebés, a menudo caemos en la tentación de adquirir dispositivos que parecen ser útiles, pero que pueden resultar peligrosos para su desarrollo y seguridad. Uno de esos dispositivos es el andador para bebés, un accesorio que, aunque popular, ha sido objeto desaconsejado por parte de expertos en pediatría y seguridad infantil. En este artículo, exploraremos cinco razones contundentes por las que los andadores para bebés deberían ser descartados como opción, respaldadas por investigaciones y consejos de profesionales en la materia.

1. Riesgo de Graves Caídas
Una de las preocupaciones más destacadas en relación con los andadores para bebés es el riesgo de graves caídas. Contrario a lo que se podría pensar, estos dispositivos no garantizan la seguridad del bebé, sino que, por el contrario, aumentan significativamente el riesgo de accidentes. Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), el uso de andadores cuadriplica el riesgo de caídas, lo que puede llevar a lesiones graves, incluyendo caídas por escaleras.
2. Alteración del Desarrollo Motor
El desarrollo motor de un bebé es esencial para su crecimiento y bienestar a largo plazo. Sin embargo, el uso de un andador puede interferir con este proceso natural. Los bebés necesitan aprender a gatear y moverse por sí mismos para desarrollar habilidades motoras fundamentales. Los andadores limitan esta experiencia, lo que puede resultar en un retraso en el desarrollo motor.
3. Adquisición de Malos Hábitos Posturales
Otro aspecto a considerar es cómo los andadores afectan la postura de un bebé. Estos dispositivos obligan al bebé a estar sentado con las piernas separadas, una postura que no es adecuada para aprender a caminar de manera saludable. Además de no fomentar el desarrollo psicomotor, esta postura puede derivar en problemas de espalda a medida que el bebé crece.
4. Mayor Riesgo de Intoxicaciones y Otros Accidentes
El uso de andadores también está relacionado con un mayor riesgo de intoxicaciones y otros accidentes. Los bebés pueden atrapar sus manos y extremidades en las ruedas del andador, y también pueden acceder a productos peligrosos en el hogar que normalmente estarían fuera de su alcance. Esto aumenta el riesgo de intoxicaciones, heridas y cortes.
5. Limitación de la Exploración
Por último, los andadores limitan la capacidad de un bebé para explorar su entorno de manera segura y aprender sobre el mundo que los rodea. En lugar de estimular la curiosidad natural del bebé, estos dispositivos restringen su movimiento a una trayectoria predeterminada.

En resumen, los andadores para bebés, a pesar de su popularidad, presentan riesgos significativos para la seguridad y el desarrollo de los más pequeños. En lugar de recurrir a estos dispositivos, se recomienda proporcionar a los bebés tiempo y espacios seguros para gatear y explorar en el suelo. Si deseas crear un ambiente más seguro para tu bebé, solicita una visita por nuestros expertos en seguridad infantil que te ayudaran a adaptar tu hogar y escuela infantil para el desarrollo correcto y sin riesgos, evitando, además, la sobreprotección.

La seguridad y el bienestar de nuestros hijos deben ser siempre nuestra principal prioridad, y tomar decisiones informadas sobre el uso de dispositivos como los andadores es un paso importante en esa dirección.

Solicita hoy tu visita al hogar o a la escuela infantil a través del mail info@seguridadinfantil.org

© Asociación Nacional de Seguridad Infantil. Cita la fuente tal y como establece la legislación vigente, hazlo también para valorar el trabajo de profesionales, que como tú, dedicamos nuestro tiempo a ofrecer contenido de calidad.

alfombras puzle bebe lu babymats

La seguridad de las alfombras para bebé. LÜ BABYMATS nuestro referente en alfombras puzzle

El peligro de los globos para los menores de 5 años también en la escuela infantil

Claves para el sueño seguro de tu bebé o los 5 errores que comentemos con las cunas