Tu hogar a prueba de niños en Navidad

Te regalamos lo más valioso que tenemos ¡la prevención!

Tu hogar a prueba de niños en Navidad

La Navidad, más allá de los regalos materiales está llena de “momentos”, de experiencias compartidas en familia como es la de decorar la casa o las celebraciones conjuntas, en definitiva estas fechas quien más las disfrutan son los pequeños de la casa: su sonrisa ilumina nuestras veladas familiares y sus nervios ante la inminente llegada de los personajes que con nocturnidad y buenos sentimientos colman sus deseos, nos relega a otras navidades volviendo a sentir las mismas mariposas en el estómago…
Estaréis de acuerdo con nosotros en que no hay nada más eficaz para romper con la magia de la Navidad que un accidente infantil. Y como la magia debemos protegerla como un legado incalculable vamos a descifrar los principales riesgos y por supuesto, aportar las soluciones para conseguir la seguridad infantil necesaria para no romper el “hechizo”, descubre ahora como crear tu hogar a prueba de niños en Navidad.

Riesgo de asfixia

Todos los elementos de decoración tienen como principal característica su gran poder de atención sobre los niños: debemos extremar las precauciones con los bebés evitando la utilización de pequeños adornos o que se rompan fácilmente.
Los cables de la iluminación y sus respectivas luces o de las cortinas también implican riesgo de estrangulamiento.
En cuanto a los juguetes, además de que estos cumplan con los requisitos de seguridad, en Navidad se reúnen niños de diferentes edades en un mismo hogar, cada uno con sus juegos y juguetes por lo que un bebé tiene acceso fácil a juguetes con piezas pequeñas o desmontables no adecuados para menores de 36 meses.

  • Soluciones
    • Utiliza adornos navideños de grandes dimensiones, irrompibles y que no puedan desmontarse en piezas pequeñas.
    • Recoge los cables y cordones manteniéndolos alejados de los más pequeños.
    • Establece espacios de juego con sus juguetes adecuados a cada edad.

Riesgo de quemaduras/incendio
Cada vez más nos gusta ese halo de luz que hace de nuestros hogares espacios con “calor de hogar”, la iluminación, las velas, las chimeneas implican un riesgo de forma general, más acentuado en el caso de que tengamos niños en casa.

  • Soluciones
    • Utiliza luces que cumplan requisitos de seguridad, ahorrarte unos euros no compensa si pierdes todo en un incendio.
    • Nunca dejes las velas próximas a materiales inflamables, ni en el suelo donde los más pequeños puedan acceder. Puedes optar por velas de LED que crean espacios acogedores pero seguros.
      En el caso de las chimeneas, siempre inalcanzables para los niños. Instala una valla de seguridad con los siguientes requisitos:
      A 90 cm de distancia mínima cuando el fuego sea abierto.
      A 75 cm de distancia mínima en el caso de que la fuente de calor disponga de pantalla.
    • En cualquier caso:
      Revisa de forma periódica la instalación eléctrica y antes de la temporada de chimeneas realiza una limpieza que elimine el hollín acumulado.
    • Instala un DETECTOR DE HUMO: es el guardián de tu familia.

Riesgo de intoxicación/envenenamiento

Que sería de la Navidad sin reunirnos delante de exquisitos manjares, veladas interminables en grata compañía donde los pequeños tienen a su alcance múltiples alimentos (entre ellos los peligrosos frutos secos: riesgo de asfixia) y no todos adecuados para sus necesidades nutricionales y de seguridad. Muchos de nuestros comensales pueden desconocer posibles riesgos o alergias de nuestros hijos.
Y una vez más los adornos especiales también salen a relucir: la Poinsettia (Flor de Pacua), el muérdago o el acebo son plantas tóxicas para las personas y para los animales… tóxicos y llamativos!

  • Soluciones
    • Establece normas previas a la comida o cena familiar, donde los niños puedan disfrutar de la compañía y de los alimentos sin riesgos, avisa de alergias o de alimentos que puedan ser de riesgo para los pequeños, extremando las precauciones con los bebés.
    • Puedes sustituir estas plantas naturales (Poinsettia, muérdago, acebo) por ramos o centros artificiales exentos de riesgo. Pero si prefieres lo natural (incluido el árbol y las hojas que va soltando con el transcurrir de los días) no lo dejes al alcance de los más pequeños sobre todo en esa edad en la que suelen probarlo todo.
    • No nos podemos olvidar en este punto de los detectores de monóxido de carbono, un seguro de vida para toda la familia

Riesgo de caídas

Desde hace unas décadas además de iluminar el interior de nuestro hogar, nos gusta engalanar la ciudad con luces y adornos ubicados en ventanas y balcones, fomentando el espíritu navideño más allá de las calles comerciales. Luces que cuando oscurece también nos deleitan desde el interior de nuestro hogar. Pero de nuevo la iluminación, el Papá Noel casi alcanzando nuestro balcón o SS.MM los Reyes Magos formando una hilera en ascenso son objeto de la curiosidad de nuestros pequeños.

  • Soluciones
    • Instala bloqueos de seguridad en ventanas y balcones.
    • No dejes mobiliario que pueda servir para escalar hacia las ventanas o la apertura de balcones.
    • No incites a asomarse: si el niño lo ve como algo normal también intentará hacerlo sin percibir el riesgo.

Todas estas soluciones harán que disfrutéis de unas navidades más mágicas si cabe, no olvidéis que las medidas de prevención que disfruta tu hogar no tienen por qué estar en el otras casas: abuelos, hermanos, tíos… Es importante valorar los nuevos espacios y si tienes dudas estaremos encantados de ayudarte a resolverlas, nuestros especialistas en seguridad infantil te asesorarán de forma gratuita, también puedes contar con el servicio Babyproofing un gran regalo si no sabes que regalar a unos futuros papás o para tu hogar, sin duda ¡te lo agradecerán los que más quieres!

© M Ángeles Miranda. Consultora/Auditora de prevención de accidentes infantiles® para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Todos los derechos quedan reservados . Se autoriza a redistribuir, reenviar, copiar o citar el contenido de esta página siempre que se cite la fuente de acuerdo a la Ley 23/2006, de 7 de julio, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril.

No hacemos talleres de galletas, pero sí de prevención para disfrutar de la magia de la Navidad

No son cuentos de Navidad, son lecturas que dan mucha felicidad

Tips de seguridad infantil en Navidad

seguridad-infantil-navidad

10 imprescindibles para llevar a la Cabalgata de Reyes

cabalgata de reyes magos seguridad