Gestión de la seguridad infantil en Navidad

Es imprescindible que saques a tu niño interior

Navidad: cómo gestionar la seguridad infantil

¿TE ATREVES?

¿Cómo gestionamos la seguridad infantil en Navidad?, para ello os hemos propuesto unos retos… ¿os atrevéis?
¿Te atreves a ser niño?
Disfruta de todas las actividades con ellos, interactúa, juega, ¡ilusiónate! Además de no perderlos de vista, ganáis todos en seguridad, autoprotección y sobre todo en reforzar los vínculos afectivos y emocionales con vuestros hijos.
¿Te atreves a imaginar?
Crea historias relacionadas con la Navidad para reforzar su cultura preventiva, por ejemplo, en las cabalgatas o actos similares traza una línea imaginaria (o con tiza que después puedas borrar) que represente vuestro espacio de seguridad, todos los caramelos o dulces que caigan fuera de ese espacio son los reservados a pajes y ayudantes de Papá Noel y los Reyes Magos para reponer fuerzas en las noches mágicas.
¿Te atreves a aprender?
Infórmate y planifica en familia, qué vais a ver, que vais a hacer. Que todos sean partícipes de la salida y cada uno vea reflejado su objetivo en el plan. Despierta la curiosidad por las aficiones de todos los miembros de la familia, interesándote también en aquellas cosas que les gustan a tus hijos. Conseguiréis permanecer juntos y además descubrirás y aprenderás de ellos. ¡Quién sabe si no descubres nuevas aficiones!
¿Te atreves a crear una estrategia?
Planifica la salida, ofreciendo y localizando los recursos disponibles por si alguien se despista y se pierde: un punto de encuentro donde reunirse, inculcándoles que los profesionales de la seguridad están para ayudarles. Además, explícales y hazles partícipes de otras medidas de protección: apunta el número de teléfono en el brazo, llevar una pulsera identificativa o de geolocalización, etc., nadie mejor que tú conoce a tu hijo, nadie mejor que tú puede anticiparse para su protección y educación, y sobre todo no delegues en otras personas, es tu responsabilidad.
¿Te atreves a compartir?
Decimos que la Navidad es época de generosidad, humildad, gratitud, solidaridad, … ¡¡Hagámosla realidad! Por ejemplo, agradecer los caramelos que nos llegan de la cabalgata, pero no tratar de acumular y si compartir con el resto; guardar el turno de forma cívica para darle la carta a Papá Noel o los Reyes Magos, etc. Y recuerda que solo podemos inculcar valores desde el ejemplo.
¿Te atreves a difundir el mensaje?

© M Ángeles Miranda. Consultora/Auditora de prevención de accidentes infantiles® para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Todos los derechos quedan reservados . Se autoriza a redistribuir, reenviar, copiar o citar el contenido de esta página siempre que se cite la fuente de acuerdo a la Ley 23/2006, de 7 de julio, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril.

¿Te atreves a organizar en tu escuela un taller de seguridad infantil en Navidad? ¡Nuestros renos están preparados!

Más naVIDAd en estas lecturas que os recomendamos

Tips de seguridad infantil en Navidad

seguridad-infantil-navidad

10 tips de seguridad infantil para la Cabalgata de Reyes

cabalgata de reyes magos seguridad