Prevención de estrangulamientos infantiles

Lo que parece más inofensivo puede ser causa de una desgracia

Prevención de estrangulamientos infantiles

Cordones de cortinas, cables eléctricos y persianas. Equipamiento existente en todos los hogares, y que en manos de un pequeño explorador sin supervisión entraña graves riesgos.
La norma europea EN 13120:2009 + A1: 2014 incluye requisitos de seguridad infantil para celosías y cordones de cortinas tras los accidentes con graves consecuencias ocurridos por estos equipamientos, presentes en todos los hogares e imprescindibles en nuestro día a día, debemos adoptar una serie de medidas preventivas.

Decálogo de seguridad infantil para prevenir estrangulamientos.

  1. Evitar colocar al niño en cunas, camas, tronas o parques infantiles cerca de puertas o ventanas donde pueda alcanzar y manipular los cordones de las cortinas y las persianas.
  2. En el caso de cordones de cortinas largos, podemos enrollarlos por encima de la zona de seguridad (120 cm desde el suelo o desde el equipamiento donde se ubique el pequeño).
  3. No instalar cortinas de cuerdas (las típicas de toda la vida), cuando tengamos niños en casa. Son llamativas para el juego infantil pero también existe el riesgo de que se enrollen tiras en el cuello.
  4. Todo el mobiliario y equipamiento del hogar que facilite la escalada hacia cordones debe ser alejado, pero recordemos que los niños aprenden a arrastrar, por lo que volvemos a reiterar la recomendación del punto 2.
  5. Respecto a las persianas, ya sean de accionamiento manual o automático, un niño puede acceder fácilmente a su manipulación. El riesgo más grave es que durante la manipulación quede la cabeza en la parte interior de la puerta o ventana y se le agoten las fuerzas o no pueda accionar el mecanismo para levantarla, por lo que evitaremos, con bloqueos de seguridad infantil, que pueda abrir la puerta o ventana de la persiana.
  6. Todos los muebles auxiliares y TV deben anclarse a la pared para evitar que caigan encima del niño y lo aplasten con gravísimas consecuencias.
  7. Respecto a los cables eléctricos, estos no deben permanecer en ningún caso por el suelo, no solo por la manipulación que pueda hacer el niño, también provocan tropiezos y caídas a todos.
  8. Los cables eléctricos deben recogerse mediante un tapa cables que evite cualquier manipulación y juegos que provoquen un estrangulamiento o estiramiento y caída del dispositivo electrónico encima del pequeño.
  9. Todos tenemos en mente la protección de los enchufes cuando hay niños en casa, pero descuidamos la protección de algunos dispositivos electrónicos como, por ejemplo, las consolas, donde pueden introducir objetos metálicos. Por lo tanto un protector será una buena solución o ubicarla fuera del alcance y de la vista del niño hasta que entienda el riesgo.
  10. Por último recordar que para evitar lesiones en la infancia es contraproducente la cultura del NO y mucho más la sobreprotección: adaptando el hogar a las necesidades de exploración y descubrimiento de los más pequeños y fomentando la cultura de prevención cuando su desarrollo cognitivo así lo permita, es la fórmula más efectiva.

Si quieres saber cómo podemos ayudarte a adaptar tu hogar evitando la sobreprotección y fomentando el desarrollo sin coartar la curiosidad infantil, no dejes de preguntar por nuestro servicio babyproofing y en la escuela de padres, los talleres de formación para familias.

© M Ángeles Miranda. Consultora/Auditora de prevención de accidentes infantiles® para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Todos los derechos quedan reservados . Se autoriza a redistribuir, reenviar, copiar o citar el contenido de esta página siempre que se cite la fuente de acuerdo a la Ley 23/2006, de 7 de julio, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril.

¿Necesitas ayuda con la seguridad infantil de tu hogar?

¿Quieres seguir aprendiendo a proteger lo que más quieres? Mira esta selección de lecturas