Listado de la etiqueta: aula de infantil

Decoración de escuelas infantiles. ¿Cómo crear un ambiente seguro?

Decoración de la escuela infantil: creando un ambiente seguro

Las diferentes estaciones, Halloweeen, Navidad…cada momento tiene su decoración, como también cada espacio o rincón de lectura, de asamblea, de juego simbólico.
La seguridad es un factor primordial en las escuelas infantiles que atienden a niños de 0 a 3 años. La elección y aplicación de la decoración en estos entornos no solo tiene un impacto en la estética, sino también en el bienestar y la seguridad de los pequeños. En este artículo, exploraremos las consideraciones esenciales para crear un ambiente estimulante y, al mismo tiempo, seguro en las escuelas infantiles.
Colores y Estímulos Visuales
Los colores desempeñan un papel importante en la percepción y el bienestar de los niños en las escuelas infantiles. Las tendencias de colores suaves y cálidos, como todos los naturales que envuelven las maderas ligeras y que promueven un ambiente relajado y acogedor. Estas tonalidades contribuyen a crear un espacio en el que los niños se sientan seguros y cómodos. Los colores, en sus diferentes tonalidades, ofrecen durante la práctica motriz estímulos para el movimiento.
La iluminación, es en sí un estímulo para todos los bebés, pero también puede suponer un riesgo en tanto que los ojos se encuentran en pleno desarrollo. Por lo tanto:

  • Nunca utilices una iluminación directa, sobre todo en el aula de lactantes. Instala difusores en la luminaria que, además de proteger el espacio en caso de caídas, no vierta la luz directa sobre los inmaduros ojos de los peques.
  • La iluminación de guirnaldas y similares para, por ejemplo, los rincones de lectura, deben contar con Certificado CE, indicando si son o no adecuados para menores de 36 meses. Es importante no ofrecer estas luces a bebés, que puedan introducírselas en la boca o que la caja de las baterías se extraiga fácilmente. Además, en el caso de las guirnaldas, deben estar perfectamente sujetas para evitar juegos que permitan que se las enrollen en el cuello.

Materiales seguros y duraderos
La elección de materiales seguros es fundamental en la decoración infantil. Los objetos decorativos deben ser fabricados con materiales no tóxicos y resistentes, que no representen un riesgo para los niños en caso de contacto o manipulación. Además, es importante que los objetos no contengan piezas pequeñas (monedas, legumbres…) que puedan ser ingeridas, durante la exploración del mundo a través de la boca.
Por otro lado, todos los materiales empleados en la decoración de la escuela infantil deben ser ignífugos (mucho cuidado con las telarañas de Halloween o los adornos navideños), evitando el riesgo de rápida propagación en caso de incendio. Por supuesto, jamás utilices elementos de llama, ni pirotecnia.
Diseños adecuados a la edad evolutiva
Los diseños y las temáticas deben estar en sintonía con la edad de los niños. Los objetos decorativos con formas sencillas y reconocibles son más adecuados para los pequeños. Los diseños que representan elementos familiares, como animales, objetos cotidianos o personajes de cuentos, pueden estimular el interés y el reconocimiento. La simplicidad y la claridad son clave en la decoración de las escuelas infantiles.
Flexibilidad y adaptabilidad
Los niños de 0 a 3 años experimentan un rápido desarrollo y cambio en sus necesidades. La decoración debe ser flexible y adaptable para acompañar este proceso. Elementos decorativos que se pueden mover o cambiar permiten a los educadores ajustar el ambiente a las necesidades cambiantes de los niños, permitiendo que la decoración sea un elemento educativo. Además, la creatividad juega un papel importante al adaptar la decoración de acuerdo con las actividades educativas y los temas de aprendizaje.
Seguridad y accesibilidad
La seguridad es una prioridad en las escuelas infantiles para niños pequeños. Es esencial que los objetos decorativos no representen riesgos, como esquinas afiladas o materiales cortantes, lazos, cuerdas…la zona de seguridad (120 cm desde el suelo) siempre libre de riesgos. Importantísimo que la decoración no obstruya las áreas de juego o las rutas de evacuación. La accesibilidad es fundamental para permitir que todos los niños, incluyendo las cunas de evacuación o los peques/adultos con movilidad reducida, puedan explorar y disfrutar del ambiente decorado de manera segura sin que ello suponga una merma en la evacuación segura tanto desde las aulas como desde las zonas de tránsito.

En conclusión, la seguridad infantil es el parámetro central en la decoración de la escuela. La elección de colores, materiales y diseños seguros y adecuados para la edad es esencial para crear un ambiente estimulante y, al mismo tiempo, seguro. La flexibilidad y la adaptabilidad permiten a los educadores ajustar la decoración a las necesidades cambiantes de los niños, garantizando un entorno en el que puedan explorar, aprender y crecer con todas las garantías de seguridad.
Certifica ahora tu escuela infantil y nosotros nos encargamos de que tu centro se convierta en un espacio seguro y en el referente para las familias de tu comunidad.

como arruinar un festival de navidad infantil

Nunca utilices pirotecnia, ni llama en velas…

© M Ángeles Miranda. Auditora de seguridad infantil. Cita la fuente para cumplir con la legislación vigente, pero también para valorar el trabajo y la información que te aporto en cada post de prevención de accidentes infantiles. ¡Gracias por tu apoyo!

 

Chalecos de alta visibilidad para niños: ¿Una inversión en seguridad vial infantil?

Chalecos de alta visibilidad para niños: ¿Una inversión en seguridad vial infantil?

Hace un tiempo, la Dirección General de Tráfico (DGT) compartió imágenes de escolares luciendo chalecos de alta visibilidad o reflectantes como parte de su campaña por un entorno vial escolar más seguro. Sin embargo, estas imágenes desataron una controversia inesperada.
¿Por qué se generó esta controversia? Si los chalecos de alta visibilidad son altamente recomendados para los niños en situaciones de excursiones, salidas escolares en grupo, trayectos nocturnos o en días nublados, ¿por qué la crítica?

Los chalecos reflectantes o de alta visibilidad son una elección sensata siempre que los niños salgan a la vía pública, ya sea caminando, en patinete, bicicleta o en grupo. Las características únicas de los niños los hacen menos visibles para los conductores, por lo que usar chalecos apropiados es esencial para su seguridad.

En la publicación de la DGT, los niños llevaban chalecos seguramente homologados en términos de visibilidad. Sin embargo, las críticas se centraron en el tamaño (más bien sobredimensionado) de los chalecos. Esta crítica tiene fundamentos sólidos, ya que el uso de chalecos de tamaño adulto es contraproducente. Limita los movimientos de los niños y los distrae, ya que deben preocuparse por que no se les caiga mientras caminan, además de los riesgos de tropezar con ellos.

Es sorprendente que, en colegios, escuelas deportivas y actividades extraescolares, se consideren imprescindibles una variedad de petos tipo chaleco de diferentes colores para diversas prácticas deportivas. Sin embargo, cuando se trata de chalecos de seguridad vial, a menudo se perciben como un gasto en lugar de una inversión en educación.

Nuestra postura es clara: Chalecos de alta visibilidad para niños SÍ, siempre que estén homologados y sean adecuados en talla. Estamos a favor de que los niños usen esta prenda, al igual que los reflectantes en mochilas, patinetes, bicicletas y cascos. Los chalecos de alta visibilidad no solo son efectivos, sino que también son rentables en términos de seguridad vial.

La seguridad de nuestros hijos es una responsabilidad compartida, y la inversión en chalecos de alta visibilidad adecuados a su talla es una inversión en su seguridad y bienestar.

chalecos de alta visibilidad para niños
© M Ángeles Miranda para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil. Recuerda difundir para ayudar a otras profesionales y familias, también citar la fuente para cumplir con la legislación vigente y para valorar el trabajo y las horas invertidas en proporcionar esta información de prevención y seguridad vial infantil.

Prevención de Accidentes Infantiles: El Compromiso de la Seguridad Infantil

3 CAUSAS DE SUFRIR UN ACCIDENTE


Nos llegó este maravilloso cartel vintage de prevención de accidente, muy visual, gráfico y, pese a tener tantos años, muy actual.
Quisimos convertirlo en post de seguridad infantil, y nos sobraban tantos caracteres como ejemplos para hacerlo más visual.
Ha sido difícil decidirse por uno de estos ejemplos, vivencias adquiridas en nuestras visitas babyproofing y en las certificaciones de escuelas infantiles y colegios, pero creemos que los ejemplos escogidos os van a ayudar a adaptar vuestro espacio con otros ojos.

1. «No lo vi»
Una de las causas más comunes de accidentes infantiles es la falta de conciencia sobre los objetos de riesgo que rodean a los niños. Con frecuencia, objetos o productos que han estado en el hogar durante mucho tiempo se pasan por alto y se convierten en peligros inadvertidos. Un ejemplo frecuente es encontrar el mando de la televisión o de equipamientos que ya no utilizamos, con sus pequeñas pilas de botón, al alcance de los pequeños. Esto sucede con demasiada frecuencia en las visitas babyproofing que realizamos. Nuestra visión desde fuera, en un espacio en el que no convivimos y con la mirada entrenada para detectar riesgos, os sorprende siempre. La solución es simple, pero efectiva: observa tu hogar desde la perspectiva de tu hijo y a su altura. Utiliza una cajita con un agujero de 3 cm de diámetro para determinar qué objetos caben en él y, además de los objetos de riesgo de atragantamiento, también te sorprenderás de todo lo que descubres.
2. «No lo pensé»
Otro factor que contribuye a los accidentes infantiles es la falta de anticipación de los riesgos que los niños pueden encontrar en su entorno. Esto puede incluir situaciones que vemos muy a menudo en nuestras visitas para certificar las escuelas infantiles y los colegios, como tener cordones de cortinas al alcance de bebés que gatean o guirnaldas de luces con pilas accesibles en un aula de la escuela infantil. A menudo, no consideramos que estos elementos pueden ser peligrosos. La solución radica en la creación de una zona de seguridad desde el suelo hasta los 120 cm de altura, donde los niños no puedan acceder a contenido peligroso.
3. «No lo sabía»
A veces, la ignorancia de los peligros potenciales puede llevar a situaciones peligrosas. No estar al tanto de los riesgos de asfixia con objetos pequeños, peligros eléctricos o señales de advertencia en juguetes puede tener consecuencias graves. La solución aquí es la educación y la formación en seguridad infantil, tanto para los padres como para el personal de las escuelas infantiles. La adaptación del hogar y el entorno escolar debe llevarse a cabo con la orientación de profesionales acreditados.

La seguridad de nuestros hijos es una responsabilidad compartida y prioritaria. Con conciencia y educación, podemos prevenir accidentes y crear un entorno más seguro para nuestros pequeños. Juntos, podemos construir un futuro donde los niños puedan explorar y aprender sin poner en riesgo su bienestar.
Pide hoy tu cita para el servicio babyproofing en tu hogar o tu visita para la certificación de la escuela infantil o colegio de infantil.

© Asociación Nacional de Seguridad Infantil. Recuerda citar la fuente por imperativo legal y por respeto al trabajo de prevención de accidentes infantiles que realizamos.

Nuevo curso, nuevos propósitos: ¡certifica tu centro infantil S+!